Hablemos de Café…La falsa creencia del café hirviendo

Si estamos hablando de dar servicio en una cafetería, hay que saber distinguir la temperatura de preparación a la temperatura de servicio.

El café, como toda bebida de calidad, tiene al igual que el vino, por ejemplo, una temperatura ideal para ser servido, un café hirviendo, no te dejará percibir ninguno de sus matices y, si lo vemos desde el punto de vista saludable, resulta perjudicial.

La Asociación de Cafés de Especialidad (SCA) y la Asociación Nacional del Café (NCA) de Estados Unidos, para preparar café recomiendan usar agua entre 90°C y 96°C (195°F y 205°F).

Aquí juega un gran papel el tema de seguridad, ya que, servir bebidas a altas temperaturas a los clientes, crea un especial margen de inseguridad, que no se debe correr.

Si hablamos de café específicamente, la temperatura ideal para servir café, dando un servicio óptimo, está entre 54°C a 60°C (130°F a 140°F) con un valor preferido de 57.8°C (136°F) aproximadamente.

La falsa creencia del café hirviendo

Una opción muy acertada, es dejar que las bebidas se enfríen en lapso de preparación y servicio. Según los expertos las temperaturas suelen caer entre 10°C a 15°C (20°F a 25°F) en 5 minutos, esto, en un entorno de temperatura ambiente.

También se puede combinar bebidas muy calientes con otras más frías, además, ciertas cantidades de mezcla pueden dar efectos muy ricos, como es caso del café con leche.

La crema en el espresso

Hay detalles que dan la categoría no nada más al café que nos tomamos, sino también al barista que lo prepara. La crema en un espresso es realmente la primera sensación al momento de buscar degustar un buen café preparado.

Una crema debe será muy aromática, sabrosa, con tonos rojizos del espresso recién hecho

Para algunos el tema de la crema, está sobre valorada y para otros es la máxima expresión de haber realizado un buen café. Mientras esto se debate, hay baristas probando y buscando nuevas técnicas y equipos para tal creación.

Una crema debe será muy aromática, sabrosa, con tonos rojizos del espresso recién hecho, ese momento cuando el agua y los aceites del café emulsionan dando paso a lo antes descrito, matices, olores, sabor y muchas micro burbujas, lo que hace que se cree la capa espumosa de la crema.

Esta crema advierte un café bien molido y de calidad, sin dejar de mencionar que nos descubre la presencia de un buen barista.

Sin duda alguna, la crema aporta al espresso un sabor más completo, el cual, se prolonga mucho más que un café por goteo.

¿Existe la crema perfecta?

Los expertos manifiestan diferentes opiniones sobre lo que podría considerarse una crema perfecta. El punto más establecido al respecto, es crear una crema que no sea demasiado espesa, ni demasiado delgada, con matices atigrados y que se mantenga por par de minutos.

No olvidemos que la crema de un café arábica de tueste natural, siempre será menos espesa que los cafés de mezcla con robusta y torrefacto.

No es fácil obtener una buena crema, la cual, pueda llamarse perfecta, la técnica conlleva tiempo y dedicación para perfeccionarla.

¿Qué se debe tomar en cuenta

Son varios los detalles que pueden llevar a un barista a poder crear una crema perfecta, una de ellas, no tener demasiada crema en la taza, lo cual hará que, la taza tenga menos espresso. Hay que tener en cuenta que, la extracción, la sub-extracción y el grado de la molienda puede y afectará la crema.

Una máquina de café espresso buena, debe tomarse entre 25 y 35 segundos, pero este factor puede variar según el equipo.

Para los que no somos expertos, si una crema desaparece en menos de un minuto, hay dos factores que pueden causar dicho efecto, uno, la extracción se hizo con demasiada rapidez y otro aspecto que puede afectar es que, el tostado fue muy ligero.

Una máquina de café espresso buena, debe tomarse entre 25 y 35 segundos, pero este factor puede variar según el equipo.

Una buena crema es la perfecta definición de una buena taza de café espresso, la crema se integra al café, se saborea, se huele y nos llega la primera satisfacción a través de nuestro sentido del olfato, es imposible que no sea la primera afección sensorial que nos produzca el café al acércanos la taza a la boca.

Pero si en algo debemos quedar claro, es que aun sin la crema perfecta, puedes tener ante ti un gran café espresso.

Una buena crema es la perfecta definición de una buena taza de café espresso, la crema se integra al café, se saborea, se huele y nos llega la primera satisfacción a través de nuestro sentido del olfato, es imposible que no sea la primera afección sensorial que nos produzca el café al acércanos la taza a la boca.

Pero si en algo debemos quedar claro, es que aun sin la crema perfecta, puedes tener ante ti un gran café espresso.

Somos Los únicos en Canarias que producimos nuestras propias mezclas de Tés artesanales. Podemos proveer a los paladares más exquisitos y entendidos, como también a los comercios de restauración que quieren distinguirse con unos productos de calidad.
Phone: +34 922 197 487 - 637 887 574
Mercado Municipal Puerto de La Cruz, planta 1, local 1 y 2